REVISTA DIRECCIÓN DE PROYECTOS PMI PANAMA PMI PANAMÁ ENERO 2017 - Page 7

Sobre la naturaleza de los riesgos

Dirigir proyectos supone la capacidad de traducir la incertidumbre en amenazas o en oportunidades medibles a través de la gestión del riesgo. Una de las claves de alta agregación de valor de un director de proyecto junto a su equipo, es la capacidad de articular mecanismos que permitan anticipar el futuro, aprovechando así las oportunidades para aumentar los beneficios.

Esa habilidad, cada vez se hace más indispensable para las organizaciones, porque permite desarrollar estrategias de respuesta ágiles con una mayor flexibilidad de respuesta. Sin embargo, para que esto suceda se necesita considerar a la gestión de riesgos como un eje transversal de la dirección de proyectos, pasando necesariamente por la existencia de una voluntad política por parte de los involucrados, junto al entendimiento compartido del marco conceptual junto a la claridad en el uso de los instrumentos y herramientas para su administración.

El efecto de la materialización de los riesgos puede afectar el alcance, costos, plazos de entrega y la calidad de un proyecto. El riesgo es el producto de la interrelación de amenazas y vulnerabilidades. Lo podemos considerar como una construcción social, dinámica y cambiante, diferenciado en términos territoriales, sociales y características intrínsecas de cada proyecto. Aun cuando los factores que explican su existencia pueden encontrar su origen en distintos procesos sociales, tecnológicos u organizacionales, su expresión más nítida es a nivel microsocial, territorial o local. Siendo en estos niveles que el riesgo se concreta, se mide, se enfrenta y se sufre, al transformarse de una condición latente en un estado de pérdida, crisis o inclusive desastre.

El Riesgo posee tres (o3) características determinantes:

- Dinámico (Interacción de Amenazas y Vulnerabilidad)

- Diferenciado

- Tiene carácter social (interacción continua y permanente entre seres humanos y su entorno).

Siendo una de sus características más retadoras de administrar, el hecho que el Riesgo no siempre es percibido de igual manera por los miembros de la comunidad, equipo o sociedad. Es por ello, que un director de proyectos tiene la necesidad de buscar que el objetivo final del plan de gestión de riesgo sea el garantizar que los procesos propios del ciclo de vida del proyecto y producto se den en las condiciones óptimas de seguridad posible y que la atención a los desastres y las acción de despliegue sean las más adecuadas.

EDITORIAL

Ulises González, PMP®

Vp de Desarrollo Profesional del PMI Capítulo de Panamá

Editor y Fundador de la Revista

5

Foto: Roger Montenegro