Revista Calderón - Page 72

Reportera: ¿Y magisterio? Isabel: No tenía pensado hacerlo, pero tampoco tenía claro eso de vivir del arte. Lo encontré como una rama, y quise hacerlo, porque era un trabajo fijo. Me di cuenta de que me gustaba, y aunque quería hacerlo con los pequeños, acabé en secundaria. Reportera: ¿Te es difícil compaginar la familia, las clases y la pintura (como ocio)? Isabel: Muchísimo. Parece que ser profesor consiste en corregir exámenes y repasar un poco lo que vas a dar mañana, pero son horas por la tarde. Además, mis clases no son (no normalmente) con libro porque siempre me gusta hacer cosas nuevas y que a vosotros os encantan. Como por ejemplo, las máscaras. Las he hecho con muchos cursos porque os gusta mucho, y le ponéis ganas. Yo no repaso las lecciones para el día siguiente, pero sí pruebo lo que tengo pensado para mañana con mis hijos. Y en cuanto a la pintura como ocio... Con niños en casa es muy difícil. Quizás cuando crezcan un poco más retome la pintura. son horas por la tarde. Además, mis clases no son (no normalmente) con libro porque siempre me gusta hacer cosas nuevas y que a vosotros os encantan. Como por ejemplo, las máscaras. Las he hecho con muchos cursos porque os gusta mucho, y le ponéis ganas. Yo no repaso las lecciones para el día siguiente, pero sí pruebo lo que tengo pensado para mañana con mis hijos. Y en cuanto a la pintura como ocio... Con niños en casa es muy difícil. Quizás cuando crezcan un poco más retome la pintura.