Monográfico_Cervantes Monográfico Cervantes-Shakespeare - Page 51

Señalar que la in4luencia de Miguel de Cervantes es muy importante en la práctica generalidad de la novela moderna es constatar una obviedad. Como ya a4irmó, en un trabajo clásico, E. C. Riley –Teoría de la novela en Cervantes, Madrid, Taurus, 1962- la obra cervantina, en particular Don Quijote de la Mancha, establece el principio constituyente de lo que se suele denominar novela moderna. Es evidente, por otra parte, que la in4luencia de la narrativa del ilustre alcalaíno se deja ver, con particular intensidad, en géneros narrativos del tipo de la narrativa histórica del pasado siglo como muy bien se han encargado de ilustrar, entre otros, Ana Luisa Baquero Escudero –“Cervantes y la novela histórica romántica”, Anales Cervantinos, vol. XXIV, 1986, pp. 172-92- o Ermitas Penas –“Discurso cervantino y novela histórica romántica”, Anales Cervantinos, XXX, 1992, pp. 139-56-; baste mencionar, entre otros ejemplos del señalado periodo literario, los siguientes: Los bandos de Castilla (1830) de Ramón López Soler, La conquista de Valencia por el Cid (1831) de Estanislao de Cosca Yayo, El doncel de don Enrique el Doliente (1834) de Mariano José de Larra, Sancho Saldaña o El castellano de Cuéllar (1834) de José de Espronceda, El golpe en vago (1835) de José García de Villalta, Ni rey ni Roque (1835) de Patricio de la Escosura, Cristianos y moriscos (1838) de Sera4ín Estébanez Calderón y El señor de Bembibre (1844) de Enrique Gil y Carrasco. Comenta, no obstante, Carlos Mata en un estudio sobre el citado género, -“La in4luencia cervantina en la novela histórica romántica española. Nuevas aportaciones”, Actas Cervantistas, Actas VIII, pp. 369-379- que es innegable la in4luencia de Cervantes en la materia narrativa pero advierte de un hecho de particular importancia: “los autores románticos no siempre supieron captar plenamente todo el humor y toda la ironía que rezuma el genial autor tomado como modelo”. Ibid. p. 370, hecho que, por otra parte, no constituye una exclusiva del género narrativo puesto que también cabe extrapolarlo a las continuaciones dramáticas de la materia cervantina. Sea como fuere, en las líneas que siguen nos proponemos llamar la atención sobre un aspecto singular que últimamente, quizá por los recientes hallazgos de las huellas del insigne escritor o por el mejor conocimiento de sus datos biográ4icos, ha propiciado una nueva suerte de in4luencia cervantina en la narrativa de corte histórico: la presencia de Cervantes como personaje de 4icción. Mencionaremos unos títulos recientes que presentan el denominador común de la ,igura de Cervantes como elemento, en ocasiones, nuclear de la trama narrativa inserta en una ambientación histórica. Señalemos un hecho curioso para 4inalizar estas notas preliminares que, a mi juicio, constituye un componente singular de estas recientes novelas históricas: la con4iguración de una intriga que en ocasiones recuerda al género policiaco-detectivesco al estilo del creado por Umberto Eco en El nombre de la Rosa. La sombra de otro, Luis García Jambrina, (Ediciones B, 2014) Luis García Jambrina (Zamora, 1960) es doctor de Filología Hispánica por la Universidad de Salamanca y profesor titular de la misma. Otras actividades del autor son la crítica literaria, participa con asiduidad en el suplemento cultural del diario ABC, y es director de los Encuentros de Escritores y Críticos de las Letras Españolas en Verines. Este somero repaso de su actividad nos sirve para acercarnos a un estudioso de la literatura que, como tendremos oportunidad de señalar, vuelca sus conocimientos en la creación de 4icciones que se prestan a un análisis multifactorial: técnico, cultural o estético. 
 5 ((