Monográfico_Cervantes Monográfico Cervantes-Shakespeare - Page 11


 Arnokath • En el siguiente capítulo, camino de la aldea de Quiteria, el b a c h i l l e r C o r c h u e l o f u e contando las excelencias de la espada, con tantas razones demostrativas y con tantas 4iguras y demostraciones m a t e m á t i c a s , q u e t o d o s quedaron enterados de la bondad de la ciencia. • En el cap. XXXVIII de la s.p.: La cola, o falda, o como llamarla quisieren, era de tres puntas, las cuales se sustentaban en las manos de tres pajes, asimesmo vestidos de luto, haciendo una vistosa y matemática 4igura con aquellos tres ángulos acutos que las tres puntas formaban, por lo cual cayeron todos los que la falda puntiaguda miraron que por ella se debía llamar la condesa Trifaldi, como si dijésemos la condesa de las Tres Faldas De estas citas puede deducirse que concede a las Matemáticas la fuerza de las deducciones incuestionables (demostraciones matemáticas que no se pueden negar), lo que representa un interesante matiz por cuanto que t u v i e r o n l a c o n s i d e r a c i ó n d e instrumento útil para otras actividades y o4icios hasta mediados del siglo XVI, incluso en toda Europa. En la segunda cita las presenta como algo necesario incluso para ser caballero andante, lo que, en boca de don Quijote, supone darles una alta consideración pues obsérvese que, además, las pone al mismo nivel que otras especialidades, entre ellas la teología que gozaba, en aquellos tiempos, de un gran prestigio. Trata también múltiples cantidades Biblioteca Nacional de España 11