Monográfico Curso 2015-2015 - Page 37

A su vez, la European Schoolnet, la Red de Escuelas Europeas, es una red de construcción de conocimiento que permite a los Ministerios de Educación europeos compartir experiencias y problemas y aprender unos de otros. La European Schoolnet pretende mostrar cómo las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) pueden producir un cambio en el aprendizaje y en el modo de dar clase. La innovación es difícil de aplicar sin soporte político, y por lo tanto trabajan también en ello. Uno de los objetivos de la European Schoolnet es identificar las evidencias, las prácticas medibles y transferibles así como las prioridades emergentes de la educación en Europa. El miembro español de la red es el Instituto Nacional de Tecnologías Educativas y de Formación del Profesorado (intef). El Future Classroom Lab (FCL) es un modelo, una propuesta, una forma de trabajo, de hecho sus espacios y su distribución se copian y se desarrollan en otros lugares. No creo que se pretenda una copia literal. La filosofía que lleva implícita y todo lo que se pretende es la adaptación al medio, al lugar, sobre a todo a las personas con las que se trabaja, y en cada lugar habrá de crearse el espacio necesario en función de las circunstancias.Es sobre todo un lugar de experimentación. La idea de partida es que como más se aprende es interaccionando, participando, intercambiando. Hay distintos ámbitos de trabajo que se localizan en espacios interrelacionados. No hay espacios estancos. No hay suministradores de conocimientos y receptores del mismo. Todos aprendemos entre todos, y esta filosofía tiene también una plasmación física, organizativa. aprendizaje (cómo se ve lo que significa cada palabra en cada momento…, estudiante… ¿no estudia el profesor en la clase? ¿quién aprende más, el profesor o el estudiante?). Las TIC permiten la interacción permanente del alumno, participando de trabajo colectivo o a nivel individual. Hay multitud de dispositivos (tablets, ordenadores personales, el móvil…) que permiten la intervención inmediata de todos los actores de la clase, y con una pizarra digital o similar la interacción de todos. Creación. La zona de creación permite a los estudiantes desarrollar su propio trabajo, les proporciona los medios necesarios para desarrollar aquello que están elaborado y que luego presentarán. No vale con repetir lo que han oído o aprendido, lo que se espera de los estudiantes es la elaboración de su propio material, y para eso disponen de cámaras de video o software de animación y transmisión. La idea es que todo lo que se ha analizado, discutido, construido o interpretado, en equipo o individualmente, sea mostrado a los demás. Presentación. Un aspecto clave de esta nueva forma de interacción es compartir con los demás lo que se ha elaborado. En el FCL, como se podría hacer en cualquier sitio, hay mobiliario adecuado y se utiliza el software necesario, pero lo importante es el desarrollo de habilidades de comunicación que favorezcan la interacción y el feedback. El uso de aplicaciones y recursos en red permiten familiarizarse con todas las posibilidades que ofrecen, así como adentrarse en la ciberseguridad, que debería ser clave. El FCL está formado por seis espacios de aprendizaje diferentes: Creación, Interacción, Presentación, Investigación, Intercambio y Desarrollo. En cada uno de ellos toman protagonismo áreas específicas de aprendizaje y enseñanza, y se ayuda a replantear aspectos concretos diferentes: el espacio físico, los recursos, nuevas funciones para el alumno y el profesor o cómo apoyar los diferentes estilos de aprendizaje. Vamos a ir analizando cada uno de estos espacios, pero sin perder de vista que forman parte de un todo, son aspectos de un conjunto, físico y conceptual. Interacción. Uno de los cambios que se pretenden es tener al estudiante continuamente participando, formado parte real del proceso de 37