Memorias en escarlata - Page 32

Una pregunta que me impactó bastante fue ¿Qué hacer cuando hay que decidir entre el agradecimiento y la prudencia? Es una pregunta que nunca sabría contestar.

Y para terminar quiero finalizar mi carta con estas palabras sacadas de este libro:

“Antes de echar a andar hay que plantearse en qué dirección queremos ir. Si no imaginamos la meta que aspiramos, no iremos a ninguna parte. Acabaremos donde nos empujen los demás. Porque cada paso nos acerca a algún punto, pero nos aleja de otro (...) He aprendido que no hay que andar sin más: lo importante es saber adónde vamos (...)”.

Verónica.

PD: Te dejo una piruleta para que te alegre el día.