martin patricio barrios | blanco. Yamal, el fin del mundo - Page 88

Me dieron un hacha. «Se te va a pasar el frío», me dijeron. Tampoco logro mucho con el hacha. Me acerqué al pino derribado, me paré al lado. Lo miré un rato largo, como si en algún nudo estuviera la respuesta. De los golpes en la base sale un poco de resina, el olor me abre los bronqueos. Es rico el olor de la resina. Mascarla no tanto. Mi tarea era sacar las ramas, dejar solo el ɽ)ոչфхٕɄѥՅȁ)٥)Aɥɼѕɼ́Ʌх͔́)ͤՕɅՍٕ́)ɕх ՅѼѕ聡Ք)ɕ́ͽɔՑ䁱Ʌ͔ѕɄ)MՓձɗՔɥȁȁՑ)((0