martin patricio barrios | blanco. Yamal, el fin del mundo - Page 14

Recién la tercera noche me dieron unos cueros de reno y pude dormir toda la noche con el cuerpo caliente. No sé si no se dieron cuenta o si me están probando. También me di cuenta de que dormí al lado de las cabezas de los renos que matamos ayer. Los perros no las tocaron.