martin patricio barrios | blanco. Yamal, el fin del mundo - Page 138

Vassilis se quedó mirándome un rato, no sé si desconfiando de la traducción o porque no podía creer que yo le hubiera preguntado semejante pelotudez. Vassilis tiene los ojos un poco velados y una sonrisa dura. Cada tanto tantea el colmillo de oso que le cuelga del cuello ajado. Movió la cabeza un poco, como asintiendo a mi pregunta que en realidad no era por si o por no y me pidió un cigarrillo.