martin patricio barrios | blanco. Yamal, el fin del mundo - Page 128

¿Por qué debería quererlos? Son tan complejamente simples que es imposible descifrarlos. Fumo un poco helado. ¿Qué dirían las feministas si debieran sentarse a coser los cueros con fibra de músculo de reno en la oscuridad del chum? ¿Cómo creerían que es ampliar los derechos de género? ¿El derecho a qué? ¿Cortarían la leña dándole el culo a la nevisca? ¿Esperarían a sus maridos con el fuego listo y la carne trozada sobre la tabla de comer? ¿Saldrían a la tundra a sacrificar animales en el invierno? ¿Pondrían líquenes secos entre sus piernas para absorber los fluidos menstruales? ¿Sería hermoso parir sobre el hielo asistida por un par de viejas duras como charque que van a llevar al recién nacido fajado en cueros y en líquenes a la intemperie para probar su temple? ¿Será fácil ser feminista arriba del paralelo 66º33’46‘’ N, con -50º C? ¿Qué tipo de poder sería el que se disputaría? ¿Se sentarían a discutir dónde orinan los transexuales? No fue necesario llegar hasta acá para saber que desde que cayó el muro no hacemos más que hablar boludeces.