martin patricio barrios | blanco. Yamal, el fin del mundo - Page 110

Me está aturdiendo el silencio. A veces tengo que pararme y respirar hondo para tranquilizarme. Cerrar los ojos y volver a abrirlos despacio para acostumbrarme a entender que no es un sueño, que no voy a despertarme, que las cosas son así, que estoy despierto en el medio de la tundra, con -50º C y que no siendo estos locos que están conmigo, la persona más cercana está como a 200 kilómetros. Lo único que conozco, lo único que me es familiar es el cigarrillo y el vodka. Fumo. Tomo. Es la realidad.