DeSpejo Medellin 6 - Page 68

En viejos tiempos el mundo solo tenía una isla, y el resto estaba cubierto de agua. En él solo habitaban animales, en un caos total entre las especies. Miles de animales vivían en una guerra eterna por el poder, y no podían parar su sed insaciable de éste. En aquel joven mundo no había paz, solo este terrible alboroto, lo que provocaba que alguien desde arriba los observara.

El dios creador de éstos animales, enfurecido por las peleas, decidió convertirse en un animal peculiar, no existente entre los guerreros. Y así finalmente se convirtió en un colibrí, pero no un colibrí cualquiera, era un colibrí esmeralda. Al ser un dios tenía poderes sobrenaturales, podía crear cosas y era inmortal. Así que, éste ser voló hacia la tierra lo más pronto posible, para detener esta terrible pelea.

Al llegar tuvo una idea, crear el clima. Pero al hacerlo no logró detenerlos, sino que los dividió: los que aguantaban más, en lo frío, y los que eran friolentos en la parte de más calor. Más tarde observando la pelea posado en una rama, pensaba en qué crear para detenerlos y entonces, decidió crear en la isla montañas que tuvieran nieve, ampliar la isla mucho y dividirla en dos, y por último hizo que el centro de la tierra creciera y le quitara un pedazo al océano.

Pero su maravilloso plan falló, al no detener la pelea, así que creó los desastres naturales como terremotos, tornados, tsunamis, granizo, tormentas eléctricas y también creó a una especie animal que evolucionaría para cazar, y tristemente, matar a los otros animales para ponerse ropa, ya que estos nuevos animales no tenían inocencia.

Al final a éstos los llamó “humanos”, y los humanos detuvieron la pelea y éste agotado dios creador se fue a descansar por la vía láctea. despreocupándose totalmente por los nuevos integrantes de la Tierra.

El colibrí esmeralda

Por: Catalina Zapata Klasse 6D

Mitos